Windows 10 – Llegó el día

Hoy día 29 de julio llega por fin la actualización más importante de Windows de los últimos años: Windows 10.

Windows 10

Con esta presentación culmina casi un año de desarrollo por parte de Microsoft, con el mayor despliegue de software de la historia (190 países, con disponibilidad en 111 idiomas) pero ¿tiene sentido cambiarse a Windows 10? Vamos a intentar responder a esta pregunta.

Veamos, la respuesta corta a la pregunta de si es recomendable actualizar nuestro equipo a Windows 10 es que SI. Bueno, en realidad esa es casi siempre la respuesta de si es recomendable actualizar a cualquier sistema/programa, pero recordando ocasiones anteriores (Windows Vista, por ejemplo…) hay que asegurarse. 🙂

El primero de los motivos es la seguridad. Microsoft a partir de ahora, cambia la manera de hacer actualizaciones en sus sistemas operativos, y a partir de Windows 10 va a tener un sistema de actualización continua (se acabó la era de los Service Pack). Añadido a que antes o después van a dejar de dar soporte a versiones “antiguas” de sus otros sistemas operativos (os recuerdo que Windows XP dejó de tener soporte en abril de 2014, y que Windows 7 no tiene soporte técnico oficial desde enero de 2015) hace que nuestros ordenadores sean cada vez mas susceptibles de tener problemas de seguridad. Por no hablar de nuevas características que puedas añadirse al sistema y que sin esas actualizaciones no vamos a poder disfrutar.

Otra de las características más comentadas y más importantes del nuevo Windows 10 (y al mismo tiempo la peor comunicada) es que va a ser gratuito. Si, gratis, ni un duro, por la cara, como lo quieras llamar. Para todos los usuarios poseedores de una licencia original de Windows 7, Windows 8 o 8.1 será posible actualizar gratis a Windows 10 durante el primer año. Si usas Windows 7 la actualización será mediante un disco de arranque (sea DVD o USB) mientras que en Windows 8/8.1 podrás hacerlo desde el gestor de actualizaciones. ¿Y para los “piratas”? Pues que también pueden actualizar a Windows 10, pero tendrán una versión no valida del sistema operativo, con los problemas que puede acarrear.

El precio de Windows 10 versión Home es de $119 mientras que la misma versión en Wndows 8.1 está por debajo de los $100. ¿Solución? Compra la licencia de Windows 8.1 y reserva tu actualización gratuita a Windows 10.

Personalmente creo que es un error de comunicación. Apple fue mucho mas clara con su política de precios. Las ultimas versiones de Mac OS son, simplemente, gratis.

Uno de los puntos que más ganas tengo de probar en Windows 10 es su asistente digital personal: Cortana. Ya hemos visto la utilidad de esos asistentes en dispositivos móviles (Siri en iOS y Google Now en Android) por lo que su salto a un sistema operativo de escritorio me parece una buena idea. Microsoft con Cortana incluso quiere avanzar mucho más con su asistente. Por ejemplo, va a estar disponible en Windows 10 (lo que implica que lo podemos usar en nuestro ordenador de escritorio, pero también en el móvil y en la Xbox One) pero también veremos a Cortana en iOS y Android.

A Cortana podemos usarla para añadir recordatorios, añadir citas en la agenda, alarmas… pero también podemos pedirle que nos cuente un chiste o que nos cante una canción.

Veremos si es capaz de convencerme para dejar de usar Google Now (la verdad es que Siri lo utilizo más bien poco)

Windows-10-Cortana

Otra de las funcionalidades más pedidas por los usuarios (entre los que me incluyo) era una experiencia coherente con la interfaz. Moder UI (la de Windows 8) era una interfaz pensada para dispositivos táctiles, pero con una integración en la versión de escritorio que dejaba mucho que desear. Más allá de la inclusión del botón de Inicio (parcialmente solucionado en Windows 8.1) Windows 10 intenta recuperar a los partidarios del escritorio “clásico” de Windows, y por lo visto en las versiones preliminares, puede conseguirlo.

Otro de los aspectos muy trabajados en Windows 10 es en sus requisitos mínimos. Como se esperaba, son bastante bajos, similares a los que se pedía para Windows 7/8 por lo que si tu equipo funciona sin problemas con alguno de estos sistemas, no deberías tener problemas para pasarte a Windows 10.

Versión de 32 bits:
16GB de espacio en disco duro
1GB de memoria RAM,
Resolución de pantalla mínima necesaria será de 800×600 pixeles.
UEFI secure boot activo por defecto

Versión de 64 bits:
20GB de espacio en disco
2GB de RAM
Resolución de pantalla mínima de 800×600 pixeles y soporte para DirectX9
UEFI secure boot activo por defecto

Y para finalizar ¡Adiós Internet Explorer, hola Microsoft Edge! Aunque el veterano navegador seguirá presente (necesario para muchas páginas, sobre todo gubernamentales, que todavía lo necesitan). Estética minimalísta, nuevo motor de renderizado (se supone que consume pocos recursos, uno de los problemas que tiene ahora mismo Chrome) y un gran “pero”. Contrariamente a la política de Microsoft con Cortana (disponible para casi todas las plataformas), el navegador Edge solo estará disponible para Windows 10 (al menos de momento)

Con alguno de estos motivos, espero haberte convencido para que te actualices. Yo tengo claro que lo haré, lo que no tengo claro es cuando (puede haber problemas de colapso de los servidores) ni como (instalación limpia, actualización, en máquina virtual primero, etc..) pero eso da para otro artículo……que podréis leer mañana 😉

Un saludo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *